Alimentación equilibrada

 
Inicio

Web

Noticias Contacto Tu dietista

NUTRIENTES (macro y micro-nutrientes)

GRUPOS DE ALIMENTOS
ALIMENTACIÓN EQUILIBRADA

DIETAS para  el CONTROL DE PESO

Prevención/control de ENFERMEDADES

ARTÍCULOS sobre ALIMENTACIÓN

Web de interés

 
 

DIABETES.

 Índice:

 

            La insulina es una hormona necesaria para incorporar la glucosa a las células para que la utilicen como energía o para que se almacene en forma de glucógeno en hígado y músculos. La insulina es por lo tanto una hormona hipoglucemiante, es decir, reduce la glucemia (azúcar en sangre).

En la diabetes, la glucemia se encuentra alterada, debido a que la cantidad de insulina segregada no es la necesaria y/o no se utiliza de forma conveniente. Las formas de diabetes más usuales son:

-          Diabetes tipo I: Se caracteriza por el déficit de insulina segregada debido a una destrucción de las células productoras de insulina en el páncreas. Se denomina también insulinodependiente ya que el único tratamiento es la combinación de administración de insulina y dieta.

-          Diabetes tipo II: Es debido a una resistencia a la insulina por parte de las células del organismo. Suele aparecer después de los 40 años. Es frecuente en obesos, especialmente ante un exceso de grasa abdominal.

  

            Sintomatología clásica de la diabetes (muy marcada en diabetes tipo II):

-          Poliuria (aumento de la cantidad de orina).- Al producirse una elevación de la glucemia, ésta se filtra a la orina (en condiciones normales no aparece glucosa en la orina). La glucosa al ser muy osmolar, el riñón intenta reestablecer el equilibrio osmótico, diluyendo la orina con agua.

-          Polidipsia (aumento de la sed).- Al perder agua por orina, se produce un aumento de la sed para intentar evitar la deshidratación.

-          Polifagia.- Aunque haya un exceso de glucosa en sangre, debido a la falta de insulina, las células del organismo no pueden aprovecharla como energía. Para compensar esta falta de energía se produce un aumento del apetito.

-          Astenia (cansancio).- Es debido a la falta de energía y pérdida de electrolitos por orina.

-          Adelgazamiento

       Si no se trata la diabetes, se puede producir cetoacidosis y finalmente llegar al coma diabético.

 

            Complicaciones de la diabetes:

            Complicaciones agudas:

-          Cetoacidosis.- Debido a la falta de insulina, el organismo no es capaz de obtener energía de la glucosa por lo que acaba utilizando las reservas de grasas, con la consiguiente aparición de cuerpos cetónicos en sangre. Estos cuerpos cetónicos alteran el pH de la sangre, produciendo cetoacidosis. La primera consecuencia es un aumento de la frecuencia respiratoria al intentar eliminar los cuerpos cetónicos mediante la respiración, adquiriendo el aliento un olor característico a manzana ácida. Si no se instaura el tratamiento, aparecerá obnubilación mental e incluso el coma.

-          Hipoglucemia (descenso de glucemia en sangre).El órgano más afectado es el cerebro, ya que precisa glucosa para su funcionamiento, produciendo cefaleas, sudoración, hormigueos y si la glucemia continua descendiendo, obnubilación y convulsiones. Para frenar el inicio de una hipoglucemia se debe ingerir 10-15mgde glucosa (como azúcar de mesa, caramelos o zumos de frutas), en caso de que la hipoglucemia sea grave, se deberá inyectar glucagón intramuscular o glucosa endovenosa. La hipoglucemia es debida a:

o       Exceso de insulina o hipoglucemiantes

o       Reducir la ingesta prevista de glúcidos

o       Consumo de alcohol

o       Exceso de actividad física sin haber ingerido una ración extra de glúcidos

o       Situaciones de estrés físico o mental

o       Vómitos o diarreas

Complicaciones crónicas (debidas a un mal control de la diabetes mantenida en el tiempo)

-          Microangiopatías y macroangiopatías (lesión de grandes y pequeños vasos). Las complicaciones típicas mas graves son el la nefropatía diabética, la retinopatía (ceguera) diabética o lesiones en las arterias de las extremidades, contribuyendo a la gangrena del diabético. Son patologías que actualmente se presentan en menor medida gracias a un mejor control de la glucemia y a la educación nutricional.

-          Neuropatías (alteraciones del sistema nervioso periférico)

 

Tratamiento de la diabetes:

Uso de insulina (diabetes tipo I) o de hipoglucemiantes (en algunos casos de diabetes tipo II)

Una dieta adecuada, esencial para un buen control de la glucemia, necesaria para prevenir las complicaciones cardiovasculares.

El ejercicio físico nos ayudará a reducir la glucemia al producir un aumento del consumo de azúcar por parte de nuestras células.

 

Objetivos del tratamiento dietético:

-          Mantener cifras de glucosa en sangre lo más próximas a la normalidad.

-          Mantener un buen perfil lipídico (LDL, HDL y triglicéridos) para reducir el riesgo cardiovascular.

-          Mantener un peso adecuado. La pérdida de peso ayuda a reducir las resistencia a la insulina, especialmente en diabeticos tipo II (la mayoría de los diabéticos tipo II son obesos)

 

Dieta en la diabetes:

El equilibrio nutricional será igual a una dieta equilibrada (55-60% glúcidos, 12-15% proteínas y 30-35% grasas).

La piedra angular del tratamiento dietético en la diabetes es el control de los glúcidos o hidratos de carbono, que se deben fraccionarlos a lo largo del día (de una forma fija en el caso de la diabetes tipo I) y elegirlos atendiendo a su velocidad de absorción para evitar picos de glucemia. De esta forma se elegirán glúcidos complejos o de absorción lenta, en forma de féculas principalmente y se deberá controlar los azúcares simples, con un mayor índice glucémico, limitándolos a los azucares contenidos en la fruta y en la leche (un 15% de la ración glucídica total).

La velocidad de absorción de los glúcidos depende:

-          En primer lugar de su estructura (los glúcidos simples o disacáridos como el azúcar de mesa, la lactosa o la fructosa se absorben rápidamente y los glúcidos complejos o polisacáridos como el almidón de la pasta, cereales y patata se absorben más lentamente).

-          De los alimentos que lo acompañan ya que la presencia de fibra, proteínas o grasas hacen que disminuya la velocidad de absorción, de esta forma, por ejemplo, el almidón de la patata cocida se absorberá más rápido que si se acompaña de carne o pescado.

Para facilitar el reparto de glúcidos durante el día con una pauta fija para los pacientes con diabetes tipo I se suelen emplear las tablas de raciones o equivalentes de Hidratos de carbono, donde cada ración de HC contiene 10 gr de glúcidos, de esta forma resulta más fácil confeccionar la dieta diaria.

Otro aspecto importante en la dieta del diabético es el control de los lípidos para evitar la obesidad y prevenir las complicaciones vasculares.

-          Evitar o moderar el consumo de carnes grasas y derivados  y sustituir la leche entera por leche semidesnatada para, de esta forma, reducir la ingesta de grasas saturadas y colesterol.

-          Incluir pescados azules en la alimentación para proporcionar ácidos  grasos  omega-3.

El aporte de fibra alimentaria también resulta muy útil en estos pacientes ya que producen una disminución en la velocidad de absorción de los glúcidos, evitando hiperglucemias después de las comidas, a la vez que juega un papel beneficioso sobre los lípidos sanguíneos.

 

Subir

 
     
Inicio

Web

Noticias Contacto Tu dietista